PAU Y MARCO DESPUÉS DEL POSTRE

TE AMO

viernes, noviembre 24, 2006

PIRATAS CÓSMICOS


Lota, primeros meses de 2006. Un taxi colectivo recorre la ciudad con una bandera negra. Al verlo, a los que no somos del lugar se nos vienen a la mente las innumerables protestas del pueblo lotino, con banderas negras hechas de bolsas de basura flameando en las entradas de las casas, de los edificios y de las plazas. Al mirar con más detención, sorprende que la bandera negra del vehículo colectivo no pretende ser una protesta por la cesantía ni una reivincicación social, sino que al flamear la bandera nos permite ver una calavera y dos huesos cruzados, con la leyenda "pirata del amor". Al principio nos parece una cursilería, una linda postal kitsch, una rareza del lugar y nos suena tan sound, sound, sound. Pasan los días y el colectivo sigue recorriendo la ex ciudad minera, con su bandera ondeando orgullosamente kitsch. Orgullosamente melosa, orgullosamente kitsch. Sin sofismas ni rebuscamientos innecesarios, sólo pretende mostrar a todos que lo mueve el amor, ni siquiera porque el amor sea más fuerte, el amor es su motor y combustible, más barato que el diesel, pero más difícil para llenar el estanque de su Lada que desde que comenzó a circular ya parecía viejo, oxidado, deteriorado y algo pasado de moda, como todo Lada. Pasado de moda... o la moda mata. Y circula sabiendo que en algún rincón de Lota hay alguien que está orgullosa de la bandera que anuncia la llegada del pirata colectivo del amor. "El lujo es vulgaridad, dijo y se sonrió..." Al recordarlo, podemos apreciar que ese capricho tan kitsch no es tal, él avanza por las estrechas calles irregulares mostrando como estandarte su bandera pirata. Y muchos se sonríen y a él no le importa. Muchos hasta se burlan en silencio, y a él no le importa. Muchos no se atreverían a usar una bandera de amor, y a él es lo que menos le importa. Deambula orgulloso de su amor y su bandera por las calles de un pueblo golpeado, golpeando a todos con su amor sin ninguna vergüenza. Y recibe y deja pasajeros como el mambo taxi de Almodóvar y resulta tan almodovarianamente enternecedor que sólo podemos pensar en la gente que no puede hacer ondear su bandera de pirata enamorado. Tal vez sea simplemente que él posee algo que muchos ni conocen bien: el amor sin ninguna vergüenza, el amor que se exhibe con desparpajo, el amor que transgrede de tan amorosamente kitsch en tiempos en que el kitsch es moda, pero no el amor. Momentos en que la polémica absurda es moda, pero no el amor. Pero a él no le importa. Sólo sigue circulando.

TE AMO

3 Comments:

  • At 5:44 a. m., Blogger GINEBRA said…

    Que bonito post. Me ha gustado mucho. Es como un homenaje al amor. El más necesitado de los sentimientos. Es verdad que el amor es más barato que el petroleo y sin embargo, ¿cuántas personas no pagarían lo qué fuera por tener un poquito de amor en su vida?

    ...

    Gracias por tu visita en mi blog. Espero que nos sigamos leyendo.

    Feliz fin de semana desde Alemania.

     
  • At 11:22 a. m., Anonymous Anónimo said…

    que hermoso!

     
  • At 12:03 a. m., Blogger BoraBora said…

    creo que segun cuentas esto te puede interesar...saluditos!
    http://www.provincianas.blogspot.com/

     

Publicar un comentario

<< Home



Nos gusta mucho
que les guste
 
Google
Search WWW Search pauymarcodespuesdelpostre.blogspot.com