PAU Y MARCO DESPUÉS DEL POSTRE

TE AMO

viernes, abril 28, 2006

EL YO, EL AMOR Y LA ANSIEDAD

No deben tomarse decisiones bajo estado de ansiedad. Cuando la mujer se levantó, lo hizo primero su yo más reciente, luego su ansiedad y, sólo al final, se estiraron sus piernas. Cada uno de los testigos de la escena percibió lo que conocía: algunos vieron un suspiro de alivio en la manifestación pública de su nuevo yo. Otros, se entregaron a la ansiedad. Uno solo se fijó en el movimiento de sus piernas y lo comprendió todo: al enamorarse sólo se observan las piernas y no el yo del día

5 Comments:

Publicar un comentario

<< Home



Nos gusta mucho
que les guste
 
Google
Search WWW Search pauymarcodespuesdelpostre.blogspot.com